Pincha aquí para trasladarte a la página principal de este sitio

 
     

Pincha aquí para volver a la portada de padrinos

 

 

Padrinos para
niños con OI

 
 
     
     
 

El dinero

Cada padrino aporta regularmente la suma de dinero que puede. Como término medio, se puede decir que con una aportación de 240 euros/dólares anuales (20 cada mes) se puede pagar el tratamiento con pamidronato de un niño peruano durante todo el año. La mejora que tiene lugar en estos niños tras sólo unos meses de tratamiento es impresionante y difícil de describir: el dolor remite, la movilidad se incrementa y las fracturas se reducen gracias al aumento de la densidad ósea. También suelen tener mejor apetito y, en general, están más contentos y dispuestos a actuar, aprender y jugar.

Pero cualquier cantidad es buena. Si un padrino sólo puede aportar 10 o 5 euros/dólares al mes, buscaremos otro padrino más para ese niño.

Los envíos de dinero están representando un problema no pequeño, puesto que cualquier envío realizado a través de entidades bancarias está sujeto a pagos de cuotas y porcentajes. Nosotros no queremos pagar nada a los bancos, así que hasta ahora estamos logrando salvar la situación mediante transmisión directa y entregas personales de dinero. Aprovechamos los viajes de personas de confianza al país de destino, donde entregan en dinero en mano al presidente de la asociación de OI correspondiente. En cada caso, buscamos una solución personal que depende del lugar donde viva el padrino y el país donde esté el niño. Antes de hacer el envío aclararemos personalmente con el padrino cómo se va a hacer y quién va a ser responsable. Cuando el dinero ha llegado a la asociación, el padrino recibe una confirmación del responsable de la asociación. 


Aurora, Jefferson y Alejandro

Cuando el tratamiento se ha efectuado, se lo notificamos al padrino, y también le rogamos a la familia del niño que le confirme al padrino que el dinero ha sido empleado para el fin previsto.

Sabemos que no es estrictamente necesario tener cartas y fotos, pero creemos que con ellas se establece un vínculo más estrecho entre ahijado y padrino. El padrino "ve" al niño al que está ayudando, y el ahijado es consciente de que el dinero para su tratamiento no cayó del cielo, sino que lo mandó una persona de carne y hueso.

Pincha aquí para subir

Correo electrónico: padrinos@osteogenesis.info